Desconexión Laboral, una ley de derecho y respeto para el trabajador

Desconexión Laboral, una ley de derecho y respeto para el trabajador

29 de julio de 2022

Hombre frente al computador​​​

  • El derecho a la desconexión laboral está orientado por principios constitucionales en los términos correspondientes al derecho al trabajo, los convenios ratificados por la Organización Internacional del Trabajo OIT y toda la normativa relacionada para las finalidades de esta ley.
  • La inobservancia del derecho a la desconexión laboral podrá constituir una conducta de acoso laboral, en los términos y de conformidad con Io establecido en la Ley 1010 de 2006.

Bogotá, julio del 2022. La Ley 2191 de 2022, expedida el 6 de enero, es de especial atención para los trabajadores colombianos porque pone límite a los posibles abusos de los empleadores frente al horario de descanso de sus colaboradores. Mucho más cuando la virtualidad, usada en mayor medida en las actividades laborales como consecuencia de la pandemia del Covid-19, abrió la puerta para que se desdibujara la línea entre el tiempo que se debía destinar al desempeño laboral, extiendo la jornada de trabajo con correos electrónicos, mensajes o llamadas en horarios destinados al espacio familiar y el descanso, todo esto debido a la inmediatez que hoy en día ofrece la tecnología.

Esta ley, conocida como de desconexión laboral, vino a frenar esa amenaza que se cernía sobre los trabajadores en el país, ya que tiene por objeto crear, regular y promover la desconexión laboral de los trabajadores en las relaciones laborales, dentro de las diferentes modalidades de contratación, vigentes en el ordenamiento jurídico colombiano y sus formas de ejecutarse, así como en las relaciones legales y/o reglamentarias, con el fin de garantizar el goce efectivo del tiempo libre y los tiempos de descanso, licencias, permisos y/o vacaciones para conciliar la vida personal, familiar y laboral.

La mencionada norma en su artículo 3 no puede ser más clara en lo que significa la desconexión laboral: "Entiéndase como el derecho que tienen todos los trabajadores y servidores públicos, a no tener contacto, por cualquier medio o herramienta, bien sea tecnológica o no, para cuestiones relacionadas con su ámbito o actividad laboral, en horarios por fuera de la jornada ordinaria o jornada máxima legal de trabajo, o convenida, ni en sus vacaciones o descansos.

Por su parte, el empleador se abstendrá de formular órdenes u otros requerimientos al trabajador por fuera de la jornada laboral".

Final de jornada laboral, inicio de la desconexión

La desconexión laboral inicia una vez finaliza la jornada laboral, no hay excusas aceptadas que puedan violar este principo, salvo las establecidas en la ley.

El empleador deberá garantizar que el trabajador o servidor público pueda disfrutar efectiva y plenamente del tiempo de descanso, licencias, permisos, vacaciones y de su vida personal y familiar.

La ley de desconexión laboral es, legislada por el Gobierno como, un recordatorio para los empleadores de que el espacio del trabajador debe ser respetado, para que este pueda tener una vida diferente a la laboral, una vida que le permita disfrutar de su familia.

En tal sentido, de acuerdo con la ley, "será ineficaz cualquier cláusula o acuerdo que vaya en contra del objeto de esta ley o desmejore las garantías que aquí se establecen".

Según el abogado y docente, Luis Alberto Torres Tarazona, esta ley viene a ser un espaldarazo al tema de protección y salud psicosocial de los trabajadores "mediante el 'Decreto 884 de 2012' se determinó la política de riesgos laborales de los teletrabajadores y se definió la forma de prevenir factores de riesgo y sobre todo los riesgos psicosociales; sin embargo, se hizo necesaria la creación de la Ley 2191 de 2022, más conocida como la 'Ley de Desconexión Laboral', que va concordante con la Ley 1562 de 2012 para brindar una mayor protección del trabajador.

En cuanto a la Política de desconexión laboral el artículo quinto del señalado principio establece que "toda persona natural o jurídica de naturaleza pública o privada, tendrá la obligación de contar con una política de desconexión laboral de reglamentación interna, la cual definirá por Io menos:

  1. La forma como se garantizará y ejercerá tal derecho; incluyendo lineamientos frente al uso de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC).
  2. Un procedimiento que determine los mecanismos y medios para que los trabajadores o servidores públicos puedan presentar quejas frente a la vulneración del derecho, a nombre propio o de manera anónima.
  3. Un procedimiento interno para el trámite de las quejas que garantice el debido proceso e incluya mecanismos de solución del conflicto y verificación del cumplimiento de los acuerdos alcanzados y de la cesación de la conducta."

¿Cuándo no aplica la desconexión laboral?

Toda ley tiene sus excepciones y la desconexión laboral no es ajena a esta circunstancia, por eso las personas que desempeñen cargos de dirección, confianza y manejo no están sujetos a esta ley. Tampoco las personas que, por la actividad o función que desempeñan, deban estar en conexión permanente, como la Fuerza Pública y los organismos de socorro, personal que debe responder a imprevistos de último minuto.

Tampoco se acogen a esta norma las situaciones de fuerza mayor, por lo que el empleado o empleados tengan que ser contactados por el empleador.

El incumplimiento genera sanciones

La inobservancia del derecho a la desconexión laboral podrá constituir una conducta de acoso laboral.

En caso de que se vulnere su derecho a la desconexión laboral, el trabajador podrá poner la situación en conocimiento del Inspector de Trabajo o de la Procuraduría General de la Nación con competencia en el lugar de los hechos. Eso sí, la denuncia deberá detallar los hechos, así como también anexar prueba sumaria de los mismos.

Teletrabajo, trabajo en casa y trabajo remoto